TEEJET es una empresa norteamericana especializada en técnicas de fumigación, diseño y producción de boquillas y consumibles, de larga historia y de altísima reputación. La empresa, presente globalmente, representada en Chile por Cooprinsem, desde siempre ha sensibilizado a sus clientes, agricultores y distribuidores, respecto a lo caro que resulta el minimizar la importancia del recambio frecuente de consumibles de fumigación como boquillas, filtros y accesorios.

La cantidad de dinero invertido anualmente en agroquímicos y que se suministran a los cultivos a través de estos importantísimos componentes, justifica el mantenimiento permanente de los equipos fumigadores.

A la pregunta, ¿con qué frecuencia debo hacer cambio de boquillas en las fumigadoras?, surgen respuestas probables:

• Cada X cantidad de hectáreas

• Cada X litros de caldo de agroquímicos

• Anualmente

Todas las respuestas anteriores son incorrectas. El criterio de cambio de boquillas debe ser cuando varía el caudal de cada una de ellas un 5% respecto al caudal indicado por tabla respecto a una boquilla nueva. El cambio debe ser respecto a la totalidad de las boquillas cuando el criterio de variación detallado se cumple, pues es demasiado riesgoso mantener algunas dentro del set completo de la barra que se ha evaluado.

Servicio de calibración
Cooprinsem en terreno

La importancia de contar con equipos de fumigación calibrados y en perfecto estado de funcionamiento no sólo aplica para aquellos agricultores con equipos propios. Deben además exigirse a contratistas que brinden el servicio, un respaldo de revisiones periódicas de los equipos, y de esta manera los agricultores, como mandantes del servicio, pueden asegurarse que están pagando por servicio de excelencia, en dosificación adecuada y con la forma de aplicación que cada producto y cultivo requiere.

En las visitas de calibración y revisión de equipos que Cooprinsem ofrece, no solo se vela por que el caudal ofrezca lo que por tabla cada set de boquillas en buen estado debe entregar, sino que además se repasan conceptos claves en prácticas de fumigación para que los operadores se mantengan actualizados respecto a nuevas boquillas disponibles relacionadas a los cultivos donde se utilizan. Las boquillas de abanico plano de ángulo 110º, mal llamadas “boquillas estándar“, son sólo una de varias alternativas a los que los agricultores pueden acceder respecto a los requerimientos particulares de fumigación. Muchas veces se observan malas prácticas en selección de boquillas que juegan en contra de aplicaciones eficaces y muchas veces no llegan al objetivo seleccionado para las plantas, generándose pérdidas de producto por viento, volatilización por exceso de temperatura, o escurrimiento a napas de agua por sobre dosificaciones.

Como ejemplo, cuando en invierno el objetivo de fumigación en praderas, para control de cuncunilla negra, y se realizan las aplicaciones sobre praderas mal talajeadas, la boquilla de abanico plano 110º no logra un buen control, pues el residuo de pradera remanente hace efecto paragua y el insecticida no llega donde es requerido. Entonces, para aquellas aplicaciones, se requiere cambiar a Boquillas de doble abanico plano, idealmente de acción antideriva. El patrón de disparo de gotas de éste tipo de boquillas fracciona en 2 el abanico, uno al frente y otro atrás, generando en el avance de la barra fumigadora un buen mojamiento incluso en las zonas más recónditas en el entorno de los macollos donde la cuncunilla negra con otros tipos de boquillas logra escapar del control.

Asimismo, en aquellos equipos fumigadores con dosis proporcional al avance, no pueden utilizarse boquillas de rangos 1 – 4 bares, pues restringe demasiado la variación de dosis en la medida que el equipo aumenta su velocidad, y requiere rangos mayores de presión. Es ahí donde se utilizan las boquillas de abanico plano de anti deriva, con rangos de presión a elección tan altos como 8 bares.

¿Un tipo de boquillas multipropósito?

Si nos imaginamos un típico campo ganadero lechero, con faenas de barbechos químicos otoñales, control de malezas en establecimiento de praderas, manejo de cuncunilla negra invernal, y administración de herbicidas en cultivos en desarrollo primaverales, es Doble Abanico Antideriva una buena alternativa, pues administra muy bien el patrón de disparo y tiene un tamaño de gota de tamaño y peso suficiente que logre contener la incidencia del viento.

Sin embargo, si para productos de acción contacto requerimos una alta cantidad de gotas por centímetro cuadrado, éste tipo de boquillas deja de ser el adecuado y deberemos pasar a boquillas XR, con tamaño de gota pequeño, pero altamente incididas por factor viento, por lo que los momentos de aplicación deben estar acorde con condiciones que eviten pérdida por deriva. Esta lógica explica que no podemos contar con un tipo de boquilla para todas las situaciones, y que debemos estar preparados para cambiarlas en la medida de que así se requiera.

Fugas, pérdidas de presión y fallas estructurales

Todo equipo que presente fallos estructurales, y que no asegure que la dosificación requerida es la realmente aplicada, debe sacarse de la labor de fumigación, pues es muy caro y riesgoso, así como contaminante, el seguir adelante y postergar el mantenimiento. Equipos con barras que no mantengan una horizontalidad al suelo, no generarán un correcto traslape entre las boquillas, subdosificándose aquellos sectores entre las boquillas en áreas de la barra demasiado cercanas al suelo. En las visitas inspectivas que Cooprinsem ofrece se toma especial precaución en cualificar el correcto traslape entre boquillas. Pueden todas las boquillas arrojar caudales idénticos a los de tabla, pero por desgaste natural, la conformación espacial del abanico no se genera, perdiéndose cobertura y calidad de fumigación.

Respecto a turbo nebulizadores utilizados en frutales, la demanda por las visitas inspectivas que ofrece Cooprinsem es alta, fundamentalmente porque los compradores de fruta son muy conscientes respecto a lo clave que es el contar con equipos eficientes y bien calibrados.

El servicio de revisión inspectiva de fumigadoras está disponible, previa reserva y disponibilidad según agenda, contáctando a los profesionales de Maquinaria Agrícola de Cooprinsem.

Autor(es)