Es sabido que el agua es un recurso esencial para la vida humana. Pero en contexto de cambio climático y debido a la sobreexplotación de este recurso, es que se ve una amenaza frente a la disponibilidad y su acceso en el futuro. Real importancia toma en nuestra zona poder gestionar eficientemente este recurso, más aún en periodos de escasez. Para esto, el punto de partida es conocer la actual disponibilidad de agua. Uno de los problemas más complejos de abordar es el que se relaciona con la utilización de aguas subterráneas, que en períodos de escasez no solo aumenta en términos de cantidad de pozos y en cuotas de extracción, sino que también pasa a convertirse en prácticamente la única fuente de agua disponible para las actividades agrícolas. Por ello, fiscalizar la existencia de estos pozos, medir sus caudales y cuotas de extracción han pasado a ser una prioridad, que preocupa a las autoridades, particularmente a la Dirección General de Aguas (DGA) del Ministerio de Obras Públicas, organismo responsable de esta materia.

En Julio del año 2019, la DGA emitió la Resolución Exenta 1238, la cual informa sobre las exigencias para todos los agricultores de Chile sobre monitorear pozos y transmitir dicha información a su propia plataforma. Este documento establece las condiciones técnicas y plazos para cumplir con la obligación de instalar y mantener un sistema de monitoreo y transmisión de datos de niveles freáticos y caudal en la extracción de aguas subterráneas. 

Tales condiciones varían en función de los volúmenes de extracción y se organizan en las siguientes categorías para los sectores hidrológicos de aprovechamiento común (SHAC) de Bueno Inferior; Bueno Superior; Colún; Loncoyen; Mehuín; Río Bueno Medio; Río Calle Calle; Río Cruces; Valdivia Alto; Valdivia Inferior y Valdivia Superior:

vEn función de estos volúmenes, los titulares tendrán que contar de forma permanente o periódica con un sistema de control de agua extraída y de monitoreo de agua de pozo. Para los niveles Básico y General, ya es necesario contar con un sistema que recopile la información de caudales y en el caso de caudales de más de 30 litros/segundo enviar la información recopilada permanentemente hacia la plataforma interna de la DGA vía internet.

Es por esto que Cooprinsem en conjunto con su aliado tecnológico Instacrops, presentan una solución integral que permite el Monitoreo y Control de Pozos en tiempo real. Gestionando y regulando de manera eficiente todo lo necesario para el correcto cumplimiento de la normativa resolución DGA 1238.

Apoyamos a todos los agricultores que ya están intensificando sus operaciones y logísticas para cumplir con el reglamento. Siendo este un gran paso hacia la sustentabilidad de la agricultura del futuro, gestionando el uso y el consumo de los acuíferos subterráneos.

A través de una visita en terreno para el levantamiento de información, es posible valorizar y gestionar las acciones necesarias que se requieran para implementar una solución acorde a la normativa. Integrando la tecnología InstaWell de Instacrops, de rápida implementación, que recopila la información y transmite a la DGA en las frecuencias, información y tiempos requeridos. A su vez, se corrobora que la instalación de los mecanismos de medición como flujómetros (caudalímetros) y niveles queden instalados según la actual normativa.

El sistema InstaWell de monitoreo de pozos es muy relevante porque ayuda a administrar las reservas subterráneas. Las que son un embalse subterráneo, colchón o cuenta de ahorro. Así se realiza una gestión de aguas subterráneas que antes se pensaban que eran infinitas pero que ya no lo son. De este modo, gracias al esfuerzo de todos, queda regulada la extracción y los caudales de ríos, niveles de acuíferos y reservas de aguas subterráneas.

Además de contribuir a una explotación más regulada, el cumplimiento de lo establecido en la resolución DGA 1238 tiene beneficios para los titulares como mejorar el aprovechamiento del pozo, reduciendo los costos de operación, repercutiendo directamente en ahorros y eficiencia de agua, tiempo, energía y dinero.

¿Qué pasa si no se cumple con la resolución DGA 1238?

No cumplir con el monitoreo de extracciones efectivas y su entrega de información, puede ocasionar sanciones en primer grado de entre 10 y 50 UTM (unidades tributarias mensuales), y sanciones en grado 5 de hasta 2000 UTM.