Durante los últimos años ha disminuido fuertemente la pluviometría, sobre todo en el periodo estival, lo que ha significado una falta de forraje durante esa época del año y una disminución en la producción animal, por ese motivo, en la unidad del Programa de Desarrollo Local (Prodesal) de Mafil nació la inquietud de buscar alternativas forrajeras que fueran tolerantes al déficit hídrico.

En la constante búsqueda de opciones forrajeras que puedan ser adoptadas por los agricultores, se estableció un ensayo que buscara dar solución a la baja productividad de la pradera durante los periodos de sequía y en  suelos de mediana a baja fertilidad, que es la realidad de los agricultores de la zona.

En un trabajo conjunto entre Cooprinsem, y el Prode- sal  de Mafil, encabezados por Rodrigo Bertín ingeniero agrónomo de la cooperativa y Paulo Cid médico veterinario, Coordinador de dicho Prodesal, se analizaron diferentes especies forrajeras tolerantes a la sequía. En base a este análisis, se eligió la especie forrajera siete venas, la que por sus características parecía ser una especie que se podría adaptar de buena forma a las condiciones existentes en la comuna. Posteriormente se presentó la propuesta a los agricultores que se interesaron en participar en el proyecto de establecimiento de praderas de siete venas.

Principales características de la especie siete venas

La siete venas forrajera (Plantago lanceolata) variedad Tonic, es una hierba perenne de hojas anchas y erectas con un sistema radicular grueso y denso, buena calidad nutritiva, muy palatable y con altas concentraciones de minerales. Es una especie que se adapta a una amplia gama de suelos incluyendo  a aquellos de fertilidad media a baja,  tolerando incluso un pH inferior a 5,2.

Esta especie forrajera fue desarrollada en Nueva Zelanda, y dentro de sus principales características podemos destacar que  posee un rápido establecimiento, es muy resistente al ataque de insectos, presenta una gran tolerancia al calor y al estrés por sequía, aporta un alto rendimiento en materia seca con una persistencia en pastoreo que puede fluctuar entre  los  2 y 3 años.

Se puede establecer sola o asociada con gramíneas perennes como ballicas, festucas y pasto ovillo, así como también con tréboles y achicoria. La siembra se puede realizar con cero labranza o con preparación de suelo, donde  en este último caso se puede utilizar variados sistemas de siembra como por ejemplo: máquina trebolera manual, maquina sembradora tradicional y trompo abonador.

Se puede establecer tanto en otoño como en primavera y la dosis de semilla es de alrededor  de 10 kg/ha, teniendo cuidado con la profundidad de siembra, idealmente no mayor a  1 cm. Puede ser pastoreada por todo tipo de animales, generando múltiples beneficios, como disminución de la carga parasitaria, mayor velocidad de pasaje por el rumen, aumento de consumo de materia seca, entre otras.

El rendimiento depende de la fecha de siembra, las condiciones del suelo, fertilidad, clima y manejo, sin embargo este cultivo tiene un rendimiento potencial cercano a las 16 Ton/MS/ha.

El ensayo se realizó en la comuna de Mafil entre la primavera del 2017 y diciembre del 2018. Allí se estableció una hectárea de siete venas en el sector de San Pedro, cuyo objetivo era medir la producción de materia seca de la especie forrajera siete venas Tonic durante un año.

Se tomaron muestras de suelo a 20 cm de profundidad los primeros días de julio y los resultados de los parámetros más importantes fueron los siguientes: pH al agua: 5,43; fósforo: 10,43 ppm; saturación de aluminio: 13,8 %.

Posterior a ello se realizó un pastoreo intensivo del potrero en el mes de agosto y luego un barbecho químico, para realizar la siembra el 26 de septiembre del 2017.

La evaluación se realizó colocando 4 jaulas de exclusión de un metro cuadrado cada una, distribuidas al azar en el potrero para evitar el consumo del rebaño ovino en la unidad a medir.

El criterio utilizado para determinar el momento de corte fue simplemente realizar un corte cada 30 días, donde se cortaba las siete venas dentro de la jaula de exclusión y el residuo dejado por los animales después del pastoreo (fecha del primer pastoreo fue el 5 de diciembre de 2017, siempre utilizando cerco eléctrico).

Una vez recolectadas las muestras de materia verde dentro de las jaulas, se registraba su peso verde, para posteriormente ser enviada al laboratorio donde se obtenía el porcentaje de materia seca.

Los resultados obtenidos son los señalados en la Tabla número 1.

Tabla Nº1. Producción mensual de siete venas Tonic durante el año de evaluación.

Se observa en la Tabla número uno que el rendimiento anual total de la especie siete venas variedad Tonic fue de 10.841 kg MS/ha/año, lo que es significativamente superior al rendimiento que tienen las praderas naturales de la zona, las cuales normalmente no superan los 5.000 kg MS/ha/año, destacando por sobre todo la producción alcanzada por esta especie durante el periodo estival, el cual sobre pasa con creces al obtenido con un ballica perenne en igual periodo del año y sin riego.

Como se aprecia en el Gráfico N° 1, esta pradera demostró ser una importante fuente de alimento durante el periodo verano-otoño, aportando alrededor de 7.000 kilos  materia seca entre los meses de enero y abril.

Esto  contrasta con lo sucedido en las otras praderas del predio, las cuales se secaron por falta de agua, mientras que  las siete venas Tonic se mantuvo verde y en activo crecimiento.

Gráfico Nº1. Producción mensual de siete venas Tonic durante el año de evaluación.

Finalmente gracias a esta buena experiencia y al apoyo de la Ilustre Municipalidad de Máfil e INDAP, este año 2019 se pudo  establecer un total de 30 ha de siete venas Tonic con diferentes usuarios de los programas territoriales de Prodesal y del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI), en distintos sectores de la comuna de Mafil, logro que ha sido motivo de satisfacción para las instituticiones involucradas, involucradas, y que será un gran apoyo al desarrollo de los pequeños agricultores.

Este estudio realizado en conjunto entre el Equipo Técnico Prodesal de  Mafil, la Ilustre Municipalidad de Mafil, Indap y Cooprinsem, se espera replicar el próximo año 2020.

Autor(es)

  • ingeniero Agrónomo, Asistente Técnico Unidad de Semillas Cooprinsem

  • Médico Veterinario, Coordinador Prodesal Máfil