Necesario y rentable

Los criterios técnicos y la percepción social existente sobre el uso de los productos fitosanitarios están evolucionando hacia la disposición de las máximas garantías para la salud de las personas y el medio ambiente. Esta creciente y justificada sensibilidad está generando que las administraciones públicas desarrollen normas técnicas y reglamentaciones dirigidas a garantizar un uso más seguro y sostenible de los fitosanitarios, con especial énfasis en las técnicas de aplicación y en los equipos de aplicación empleados.

Efectividad de agroquímicos

Todas las empresas proveedoras de agroquímicos realizan enormes esfuerzos en Investigación y Desarrollo antes de lanzar nuevos productos al mercado. Cada avance tecnológico alcanzado por los agroquímicos será rentable sólo si los objetivos de fumigación dirigidos  a suelo, planta o árbol frutal, se realicen en la dosis recomendada por el fabricante y con el tipo de impacto de gota requerido.

Distintos tamaños de gota dependiendo de la presión elegida

Muchas veces, los equipos fumigadores de barra y las turbo nebulizadoras en huertos frutales, no reciben regularmente visitas inspectivas que puedan verificar el correcto funcionamiento, regulación y nivel de conocimiento del operador.

Todo el esfuerzo y la inversión dispuesta para acceder a los máximos potenciales del cultivo, pueden resultar costosos y perjudiciales con el medio ambiente si los estándares de aplicación dejan de ser óptimos.

Boquillas distintas para cada objetivo de
aplicación

El valor de cada una de las boquillas en nuestros aplicadores de agroquímicos resulta intrascendente cuando calculamos cuánto dinero invertido en producto aplicado pasa por cada una de ellas. La decisión de cambio no pasa por establecer una cantidad de hectáreas, litros o meses de uso. Simplemente, cuando la diferencia de caudal entre cada una difiere entre 5 a 10%, todas las boquillas deben ser reemplazadas. Es demasiado importante establecer parámetros de fumigación homogéneos, como para dudar entre cambiar una, algunas, o todas.

Servicio de revisiones inspectivas Cooprinsem

Cooprinsem ofrece un programa de visitas a predio para realizar revisiones inspectivas de equipos fumigadores, siguiendo manuales de calibración de equipos conducentes al cumplimiento de normas ISO 5682-2

Las visitas incluyen, entre otros puntos:

•  Revisión estructural general.

•  Condición de barra o nebulizadores.

•  Calidad de fitting.

•  Capacitación de operador.

•  Asesoría en elección de tamaño de gota y tipo de boquilla.

• Lectura de velocidad de viento incidente.

• Determinación individual de caudales en cada boquilla.

•  Revisión de diferencia entre presión de salida de bomba y de llegada a boquillas.

•  Consejería en limpieza y mantenimiento de equipos.

• Determinación de patrón de mojamiento.

Descripción general de la visita

Dependiendo de la complejidad del equipo y el nivel de entrenamiento previo de los operadores, las visitas inspectivas tardan media jornada por cada maquinaria a revisar.

En primera instancia se realiza un chequeo del nivel de presión de salida, desde el distribuidor de flujo, y se contrasta con la presión resultante en la salida de las boquillas. Diferencias significativas pueden acusar fugas y pérdidas de presión en el circuito de cañerías del equipo.

Se determina el caudal individual de cada boquilla para establecer si los consumos son homogéneos. Aun cuando resulte la lectura correcta respecto a caudales, se utilizan bandejas de recolección en suelo para descartar que un eventual desgaste de boquillas concentre producto en un área de influencia de mojamiento en desmedro de otra.

Cuando los tractores carecen de marcadores digitales de velocidad, se realiza una lectura de km/hora en base a tiempo recorrido en distancia conocida, y se liga a la lectura de RPM y selección de marcha del tractor. De tal forma se puede capacitar al operador en la lectura de cartas de calibración de equipos, donde la presión requerida, la velocidad de trabajo, el tipo de boquilla y el tamaño de gota, definen el resultado de la labor. Además, se realiza una lectura de velocidad de viento, para que el operador esté consciente de que, en especial con tamaño de gota fina, éste factor es gravitante para un correcto resultado de cada aplicación por potenciales riesgos de deriva.

Una vez que el operador está capacitado, el equipo calibrado y operativo, debemos asegurarnos que el ancho de trabajo en la operación sea el apropiado, en relación al ancho de la barra de fumigación. Es indispensable contar con sistemas de guía de aplicación, en la que actualmente los banderilleros satelitales cumplen un rol fundamental.

Cooprinsem, en consumibles de fumigación y guías satelitales, representa a la empresa norteamericana TeeJet, de altísima reputación mundial en técnicas de aplicación de agroquímicos.

La Unidad de Maquinaria Agrícola de Cooprinsem está disponible para realizar el protocolo de revisión de equipos detallado, pudiendo agendarse las visitas en el siguiente número telefónico. +56978786202.

Autor(es)

  • Ingeniero Agrónomo | Jefe Unidad de Máquinas y Equipos Agrícolas | Cooprinsem