Diversos elementos impactan en el desarrollo de la ternera desde su gestación hasta su vida autónoma. En este artículo revisaremos las principales influencias y analizaremos cuán positivo es el uso de sustitutos lácteos para una crianza exitosa.

Efectividad de Agroquímicos

Durante la gestación

A estas alturas, la ternera ya está expuesta a diversas influencias externas en el útero de la madre, por ejemplo, factores de estrés causados por hacinamiento, altas temperaturas y problemas de nutrición durante la gestación tienen un gran impacto en el desarrollo prenatal de la ternera.

Influencia de patógenos intestinales

Inmediatamente después del parto, existe un alto riesgo de infección por patógenos intestinales. Esto puede llegar a generar cuadros diarreicos en las primeras semanas de vida.

Estudios muestran que aproximadamente el 75% de las muertes, que tienen como causa una infección, son producidas por patógenos intestinales tales como Cryptosporidium, Rotavirus, Coronavirus y E. coli. La administración de calostro se hace fundamental para minimizar los riesgos.

Sustitutos lácteos: ¿Cómo generan una crianza de terneras exitosa?

En las primeras semanas de vida el sustituto lácteo es la fuente principal de nutrientes para la ternera. Sin embargo, especialmente en la fase de alimentación temprana, es importante asegurar alimentos de alta calidad y acordes con las necesidades del animal, ya sea leche entera, sustituto lácteo o una mezcla de ambos. En el caso de dar leche entera, debe asegurarse que el déficit de vitaminas y minerales trazas sean compensados con algún suplemento.

En términos generales, los sustitutos lácteos son formulados en base a los requerimientos nutricionales. Las diferencias provienen de la calidad de los ingredientes y aditivos incluidos (origen de las proteínas y energía, adición de probióticos y prebióticos, minerales orgánicos, etc.).

Conceptos de alimentación con sustituto lácteo

Alimentación en una fase

Después de la administración del calostro, se utiliza un solo tipo de sustituto lácteo durante toda la crianza de la ternera.

Alimentación en multifase

Este tipo de alimentación tiene ventajas tanto fisiológicas como económicas. El concepto busca utilizar un sustituto de alto valor nutricional (por ejemplo, con un 25% de leche desnatada como fuente de proteínas) las primeras 4 semanas de vida, luego de esto, se hace una transición lenta hacia un sustituto más económico para su alimentación hasta el destete.

Imagen 1

Ventajas del sistema multifase

•  Las propiedades específicas de cada sustituto lácteo pueden ser adaptadas de mejor forma de acuerdo con las necesidades y requerimientos del animal, asegurando una crianza segura.

•  Aumento de la eficiencia económica a través del mejoramiento de los costos con las mismas ganancias diarias de peso.

Elección de sustitutos lácteos para la alimentación multifase

La oferta de sustitutos en el mercado es enorme hoy en día, y la elección correcta es muy difícil. Cuando evaluamos un sustituto lácteo, además de comparar precios y composición nutricional, debemos considerar el área operacional y los diferentes requerimientos nutricionales del animal en las distintas fases. En las primeras semanas de vida el tracto digestivo de la ternera y las enzimas asociadas, están orientados a la digestión de proteína láctea y lactosa, es por esto que se debería usar un sustituto lácteo de alta calidad y con un alto contenido de componentes lácteos (sustitutos con un 25% de leche desnatada como mínimo).

Gráfico 2

El gráfico 2 ilustra el desarrollo de la actividad enzimática en el tracto digestivo de la ternera a medida que crece. Mientras que la lactosa puede ser digerida inmediatamente después del nacimiento, los carbohidratos en base a vegetales sólo pueden ser digeridos incrementando la secreción de las enzimas sacarasa y amilasa (Smart Energy®).

La digestión de las proteínas en las terneras está basada en la enzima quimosina, específica para dividir las proteínas procedentes de la leche, y la enzima pepsina, que permite la digestión de componentes proteicos vegetales. La proporción de Quimosina:Pepsina es 80:20 aproximadamente en las primeras semanas de vida. Esta proporción cambia a favor de pepsina en unas pocas semanas. Debido a este desarrollo enzimático el ternero es capaz de digerir componentes vegetales (concentrado, heno, etc) a partir de la tercera semana de vida. Por lo tanto,  el inicio de la actividad de las enzimas digestivas dependerá de la nutrición empleada.

Alimentación ad libitum

El término “ad libitum” se refiere a la disponibilidad permanente de leche o sustituto lácteo durante las primeras 3 a 4 semanas de vida.

Alimentación Restrictiva

En este tipo de alimentación la ternera recibe una cantidad de alimento (grs/lt/día) que se fijan con anterioridad. Como la cantidad de sustituto ofrecida es limitada, la ternera es forzada a sentir hambre, y por lo tanto, a comenzar a alimentarse con los otros alimentos ofrecidos, principalmente sólidos, para cubrir sus requerimientos.

A pesar que su consumo sea bajo, estos alimentos deben ser ofrecidos desde el inicio. Ello es de gran importancia, juegan un importante rol en el desarrollo de las enzimas digestivas.

Dependiendo de la cantidad de alimento y de la concentración del sustituto lácteo, la alimentación restrictiva puede resultar en que la ternera no sea capaz de cubrir sus necesidades de energía, y si no se ofrecen alimentos de alta calidad y/o no se ofrecen en cantidad suficiente, puede resultar en bajas ganancias de peso.

Costos

Los costos de la alimentación ad libitum no deben ser subestimados, ya que el valor de un sustituto lácteo puede tener un alto impacto en los costos durante la crianza.

El consumo de concentrado es retrasado debido al alto consumo de sustituto, por lo que este dinero “ahorrado” en concentrado puede ser utilizado para minimizar los costos de este tipo de alimentación.

La decisión de este tipo de alimentación dependerá muchas veces de las experiencias individuales y de la capacidad operativa de tener jaulas individuales en las primeras 3 semanas de vida. Además, de tener una alta cantidad de sustituto lácteo disponible. Luego es posible trasladar a las terneras a corrales colectivos reduciendo la cantidad de sustituto de forma gradual para poder destetar en una edad aproximada de 10 semanas.

¿Cuánto sustituto lácteo se necesita?

Para poder cubrir los requerimientos de energía de las terneras en las primeras semanas de vida, se debe proporcionar 1 kg de sustituto aproximadamente al día. Con 6 litros a una concentración de 125 grs/ lt de agua se alcanza una dosis de 750 gramos de sustituto al día, no llegando así al objetivo. Mientras que, si la concentración la subimos a 160 grs/lt de agua, alcanzaríamos una dosis diaria de 960 gramos de sustituto. Esto es muy diferente a los sistemas de alimentación tradicionales, que muchas veces limitan la concentración de sustituto a 120-140 grs/lt de agua.

En el caso de la alimentación ad libitum, los experimentos muestran que los consumos pueden alcanzar hasta 11 litros al día.

Es posible criar terneras utilizando ambos métodos de alimentación.

Si utilizamos el sistema restrictivo, debemos asegurarnos de que tanto la concentración como la cantidad diaria ofrecida, sean lo suficiente para cubrir los requerimientos de la ternera.

Con el sistema ad libitum por otra parte, debemos asegurar la disponibilidad de sustituto durante las primeras semanas de vida.

En ambos casos, se debe ofrecer alimento sólido lo más temprano posible, aún teniendo presente que el consumo será limitado.

Para ello se recomienda el uso de fórmulas especiales de alta palatabilidad, que aseguren un consumo temprano de alimento sólido por parte del animal.

Autor(es)