Análisis del comportamiento durante los dos últimos años y cuales son las perspectivas para el 2021.

De acuerdo a la información recolectada por Odepa (Oficina de Estudios y Políticas Agrarias), la producción de la denominada Industria Mayor el año 2020 alcanzó a los 2.275 millones de litros, valor que se ubica un 6% por sobre lo recolectado durante el 2019, y es la más alta entrega de leche de los últimos 10 años.  Si a esta cifra se agrega la recepción de la denominada Industria Menor, información recolectada por el INE (Instituto Nacional de Estadísticas) la estimación del total de leche procesada en el país alcanza a los 2.456 millones de litros, esta cifra representa a la leche formal producida en el país durante el 2020.  Con los datos publicados por el INE en las Encuestas Ganaderas se estima que la leche informal, leche que se utiliza directamente en los predios para alimentación humana, animal y uso en industrias artesanales alcanzó los 180 millones de litros; así el total de leche producida a nivel nacional alcanzó a los 2.669 millones de litros. Para fines comparativos el IFCN recomienda corregir la producción por la composición de sólidos lácteos según la siguiente formula: Producción en contenido natural x (porcentaje de grasa+ porcentaje de proteína verdadera)/7,3. según ella la producción nacional en Leche Corregida por Sólidos (LCS)  alcanzó a los 2.735 millones de litros, valor un 5,7% superior al del año 2019 y también es el más alto desde que se lleva este registro.  La distribución de la producción en contenido natural según tipo de industria se muestra en el Gráfico 1.

Las cifras que normalmente se publican como consolidado por región son las que se muestran en la fila Participación % en la recepción (Cuadro 1) y se puede observar cómo han ido cambiando la participación de recepción con respecto los años anteriores, se ha tomado como referencia el año 2015, así, la recepción en la Región Metropolitana a pasado de un 6% a un 10%, la recepción conjunta de las regiones de Ñuble y Biobío paso de un 9% a poco menos de un 6%, en la Araucanía se ha mantenido alrededor de un 7%, y la recepción en las regiones de Los Ríos y Los Lagos si bien se observan cambios relativos entre ellas, en la recepción conjunta esta se ha mantenido  alrededor de un 78%.

Ahora si se observa en el Cuadro 1 donde se origina la leche recepcionada en cada región, estos números cambian y nos muestran una realidad diferente.   Así se puede observar que del total de la leche procesada en la Región Metropolitana alrededor de un tercio se origina en la Región del Biobío, y que esta región además “exporta” su producción a las regiones de Ñuble y La Araucanía; que la leche producida en La Araucanía viaja a Ñuble, Biobío, y la Región de Los Lagos. También se puede ver que en las tres regiones del Sur: La Araucanía, Los Ríos y Los Lagos existe un activo intercambio de leche fresca y que incluso un pequeño porcentaje de la leche producida en la región de Los Lagos llega hasta Ñuble.  Esto da cuenta de un cambio en la producción ocurrida en los distritos lecheros de la Zona Central y Centro Sur del país, la que en los últimos años se ha concentrado cada vez más en las Regiones de Los Ríos y Los Lagos, así según esta información ellas concentran actualmente el 83% de la leche recepcionada por la Industria Mayor.

Se debe considerar que este crecimiento ocurrió a pesar de la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia causada por el Covid-19, así el rubro lechero enfrentó un nuevo escenario que obligó a replantear las condiciones de realización de las actividades productivas y en todo el país, los productores asumieron el compromiso de mantener el abastecimiento de leche y productos lácteos, implementando de modo muy oportuno, los protocolos y las capacitaciones elaboradas en conjunto con las autoridades para evitar los contagios en los predios; así la  implementación oportuna de  las  medidas sanitarias necesarias para resguardar la salud de los participantes en  esta actividad permitió aprovechar las favorables condiciones económicas que se presentaron durante el 2020 y transformarlo en un año de producción récord.

Un elemento muy importante para lograr estos resultados fue la evolución del precio de la leche durante el año.  Esta se observa en el Cuadro 2, este cuadro muestra la evolución mensual del precio promedio nacional a productor informado por Odepa, se debe considerar que como todo promedio representa a todos en general y a ninguno en particular.  En él se puede ver que los precios medios mensuales estuvieron por sobre los del año 2019, así el año 2020 terminó con un precio promedio ponderado anual de $288,82 por litro de leche en contenido natural, valor un 16,6% por sobre el del año 2019.

En el Gráfico 2 se muestra la evolución (en pesos)  del indicador IFCN del precio de la leche (línea roja) y la evolución del precio promedio a productor nacional (línea azul), la serie de precios va desde enero 2006 a enero 2021, en él podemos observar que, durante los últimos tres años, el precio nacional se ha movido bastante cercano al indicador de precio IFCN, indicador que representa como la variación de precio de los commodities lácteos afecta al precio a productor a nivel internacional.  Se puede observar que el año 2021 ha comenzado con un repunte del indicador alcanzando a los $306,4/LCS, valor que expresado en dólares corresponde a US$42,4/100 lt/LCS, valor un +13,37% por sobre el valor de cierre del año 2019.  También podemos observar que la tendencia alcista comenzó en octubre del 2019, y el valor actual está en dólares, un +25% sobre septiembre 2019.

Este aumento en el indicador esta dado por un aumento en la demanda de los productos derivados de la grasa láctea, y la diferencia de los precios entre productos graso y productos proteicos lácteos se esta incrementando nuevamente.  Esta relación se había roto durante el 2020 porque los productos proteicos como las leches en polvo son más baratos y más fáciles de guardar. También se debe considerar que este indicador presenta una estacionalidad en la que los mayores valores se alcanzan a comienzos de años para caer posteriormente.  A pesar de esta situación la tendencia del indicador se alinea con una variación anual entre 37 a 47 US$/100 kg de LCS, con una tendencia de largo plazo de US$40/100 kg de LCS.

Los mercados a futuro también han aumentado sus proyecciones de precio, estas se mueven en un rango entre los 35 a 38 US$/100 kg de LCS.  Los principales factores que afectarán el movimiento de los precios serán: como se moverá la oferta de leche, la variación en el precio de los alimentos, y si la demanda mantendrá su actual fortaleza.  Es poco probable que los actuales altos precios se mantengan hasta fines de año y el aumento de los costos está poniendo presión a los productores tanto sobre el margen como la producción de leche.

A nivel nacional, estos fenómenos también se observan, así tenemos que el precio de las materias primas utilizadas en alimentación animal ha subido, al igual que los fertilizantes y otros insumos relevantes para la producción de leche.  Por lo que la mantención de los actuales precios de leche a productor es relevante para mantener y/o sobrepasar los niveles obtenidos durante el año 2020.

En este mismo número se entrega los resultados del observatorio lácteo de FEDELECHE, en el se manifiesta que se espera para el 2021 un alza de un 2% del precio a productor y un aumento de un 3% en la producción de leche formal.

En base a los datos de Odepa e INE, en el Gráfico 3 se muestra la distribución de la recepción nacional, en el se considera tanto la participación de la industria menor en su conjunto, como la participación de la leche informal, así se puede observar  que Colun (24%); Nestlé (16%), Prolesur (11%), Watt’s (9%) y Soprole (7%) son los principales actores en este mercado, concentrando el 67%  de la producción nacional, a continuación se ubican la leche informal con un 8% y  la Industria Menor con un 7%, el 18% restante se distribuye entre Surlat, Lactalis, Valle Verde, DiWatt’s Lácteos Osorno, Quillayes, Chilolac y Comercial del Campo.

Autor(es)

Compartir
Artículo anterior
Próximo Artículo