El período de postcosecha en las cerezas y arándanos, es clave a la hora de proyectar el potencial productivo y de calidad de la fruta para la próxima temporada, en el cual se involucran una serie de etapas: riego, poda, tratamiento de conducción en cerezos, manejos fitosanitarios, nutrición y estrategia de control de plagas

A nivel de yemas, se llevan a cabo procesos de inducción y diferenciación de órganos florales, los cuales son altamente dependientes de factores abióticos como la luz y temperatura. Huertos con exceso de sombra tienden a producir menos debido a una menor inducción de yemas vegetativas a frutales y son más susceptibles a perder madera frutal por falta de niveles óptimos de luz. Conjuntamente, períodos prolongados con temperaturas sobre los 28 – 30ºC y niveles altos de radiación, como han sido las últimas temporadas en la zona sur, tienen como efecto el reducir la actividad fotosintética de la planta y, por ende, su capacidad de producir fotoasimilados y reservas.

A continuación, se presentan los manejos de postcosecha. Cabe mencionar que la recomendación específica de cada uno dependerá de las condiciones particulares de cada huerto en particular.

LABORES Y MANEJOS

  1. Riego: La importancia del riego radica en que posterior al término de la cosecha la planta fisiológicamente sigue activa, lo cual es indispensable para que completen todos sus procesos metabólicos antes del receso. Una buena mantención del riego es la forma de prevenir eventos de estrés ambiental, es por ello que hoy en día se usan diferentes mecanismos para ver cuándo y qué tiempo de riego debo mantener para una buena hidratación de la planta. Estos mecanismos incluyen, entre otros, el uso de sondas y sistemas de agricultura de precisión como Drop Control.
  2. Poda: La poda adecuada busca el justo balance entre el crecimiento anual de brotes y la producción de fruta de calidad. La falta de severidad en la poda invernal o poda suave, produce escaso crecimiento vegetativo, brotes cortos y delgados, exceso de fruta chica y de mala calidad, y como resultado, el envejecimiento prematuro de la planta. Por el contrario, la poda severa produce crecimiento vegetativo excesivo, pero muy poca fruta y puede crear desbalances en las plantas.
    El objetivo principal es permitir una mejor penetración de luz solar, sobre todo al centro, con estimulación de los nuevos crecimientos de brotes, lo que se traduce en una renovación de material para así mantener productivo el mayor volumen de árbol posible. En el caso de los cerezos, se deben eliminar ramas con dominancia apical en la parte alta de las plantas, y cualquier intervención mayor hacerla desde fines de febrero a marzo en adelante, para evitar brotación tardía.
    Otro objetivo de una poda adecuada, es lograr una mayor penetración de los productos fitosanitarios, para que estos puedan alcanzar y mojar toda la canopia y centro de las plantas.

 Arándanos

  1. Plantas débiles: en plantas con poco desarrollo se opta por una poda a ras de suelo, el objetivo a alcanzar es una renovación completa.
  2. Plantas de vigor medio: Esta poda también responde a la necesidad de renovación total, pero aprovecha mejor la estructura existente de la planta, y demora menos en reestablecer el nivel productivo original.
  3. Plantas vigorosas: se realiza una poda mixta. Se rebajan a media altura 2 a 3 cañas viejas de la planta, pero se deja producción en el resto de las cañas. Este tipo de poda demora más tiempo en producir los efectos deseados, y se realiza en etapas de 2 a 3 años, aunque normalmente no disminuyen los niveles productivos como en las dos anteriores.

Cerezos

  1. Plantas débiles: no debe hacerse nada, o muy poco, ya que lo lógico es que no esté emboscado y el hecho de sacar material puede acrecentar problemas de golpe de sol en la madera. Además, la poda de verano es debilitante.
  2. Plantas de vigor medio: en general bastará con eliminar chupones para permitir la entrada de luz y, según sea el caso, ralear ramas laterales cuando haya un exceso. Los chupones deben dejarse con un tocón de apróx. 10 cm, ya que de aquí a que vuelvan a brotar, los tocones tienden a secarse y se pierde el punto de crecimiento, eso sí, estos tocones deben repasarse en la poda invernal ya que tienden a brotar las yemas que quedaron punteras y se transforman nuevamente en chupones. En la parte alta, donde no se desee generar nuevas brotaciones, el corte debería ser al ras.
  3. Plantas vigorosas: lo mismo que las plantas de vigor medio, pero para efectos de luz puede ser necesario hacer algunos cortes gruesos en la parte alta. Por ahora sacar chupones para iluminar y dejar la poda de ramas gruesas para fines de febrero.

Para el caso de los cerezos existen manejos específicos diferentes a los arándanos, que se mencionan a continuación.

Ortopedia de ramas
Orientada a huertos en formación o aquellos en que aún no se ha terminado de llenar los espacios. Consiste en amarrar y ordenar ramas que van en dirección no deseada y/o con ángulos de salida muy cerrados. También es una labor que ayuda a controlar el vigor de ramas con ángulos muy agudos y que compiten con el eje principal. La ventana para hacer esto es amplia, y depende principalmente de lo propensas que estén las ramas a desgancharse. Si en esta fecha no es posible hacerlo, que dependerá también de la intensidad que requiera la ortopedia en cada caso, puede trabajarse durante otoño o invierno.

Tratamiento para cancros
Aplicación de pasta sellante y/o cicatrizante con efecto bactericida. Primero limpiar el cancro, sacando la goma y removiendo suavemente parte de la corteza. Luego se debe tratar directamente el área con Coraza, siguiendo las instrucciones de etiqueta. Puede hacerse desde ahora.

Pintura de troncos
Es un complemento a la aplicación de Caolinita (ver bloqueador solar más abajo). Se debe estar atentos sobre todo en huertos nuevos (normalmente hasta los 5 años) o algunos ejes con pocos laterales que presentan madera muy expuesta al sol. En ejes nuevos basta con hacer pintura de tronco sólo con látex blanco + cola fría, para que quede blanco y refleje el sol, hasta donde salgan las primeras hojas o laterales, pero en general la mezcla propuesta es:

  • Látex blanco tineta 18 lts + cola fría 3 lts + caldo bordalés 200 gr.

En conducciones como V- Trellis es importante hacer esta pintura en el interior de la V.

Aplicación de mulch térmico
Puede hacerse en cualquier época del año, pero es válido hacerlo ahora para ayudar a mantener la humedad del suelo en la parte más superficial. Se recomienda casi como obligatorio en huertos con síntomas de debilidad, en suelos delgados o que se encuentren en zonas de condición de temperatura extrema en verano.

Los materiales comúnmente utilizados como mulch son capotillo de arroz, rastrojo de maíz, paja de trigo, entre otros, y son aplicados en la superficie o banda de la hilera, en la zona donde están las raíces. La dosis de referencia es entre 25 a 30 m3/ ha, procurando formar una capa de a lo menos 5 a 10 cm.

Precaución con los plásticos (techos)
Una vez terminada la cosecha, a quienes tengan cuarteles con cubiertas, se recomienda recoger definitivamente los plásticos y cubrirlos con sus forros respectivos, para no exponerlos más de lo necesario al sol o a las aplicaciones que vienen ahora.

Drosophila suzikii
Las larvas de esta plaga se desarrollan y se alimentan de la pulpa de la fruta, generando que ésta se vuelva no comercializable. Esta plaga ha demostrado tener una rápida expansión, una fecundidad típicamente alta y un ciclo vital de corto tiempo, lo cual -sumado a la disponibilidad de hospederos y a las condiciones climáticas de nuestro país- podemos concluir que es posible encontrar zonas con condiciones adecuadas para el establecimiento y dispersión de esta plaga en Chile.

Un manejo cultural para prevenir el establecimiento de la mosca de alas manchadas en el predio es cosechar toda la fruta una vez terminada la cosecha, de esta manera no tendrá hospedero donde aloje el insecto, además, para fruta caída al suelo las alternativa son recoger, aplastar o aplicar cal para su deshidratación.

El control actual de D. suzukii depende en gran medida del uso de insecticidas. La gama de insecticidas disponibles para aplicación sobre D. suzukii incluye espinosinas, organofosforados, piretroides y los neonicotinoides.

Para este problema, en el caso de los arándanos, podemos encontrar los siguientes productos: Amarex (producto orgánico) como repelente de las mosca en dosis de 150 cc por 100 lts agua; posterior a este aplicación el uso de Oletabio Plus (producto orgánico ), en dosis de 250 cc por 100 lts agua; otra alternativas que podemos utilizar es Success 48, en dosis de 10 cc por 100 lts agua; Entrust 200 a 300 cc por 100 lts agua; ambos productos con carencia de 7 días, aplicaciones cada 10 a 14 días en huerto y perímetro.

Para el control preventivo en cerezos contra esta plaga aplicaciones de Lambdacialotrina cada 10 a 14 días en huerto y perímetro. Dosis de Karate Zeon o Zero 5 EC de 20 cc por 100 lt de agua.

MANEJOS FITOSANITARIOS

Control de Pseudomonas
Cuando los pronósticos anuncien lluvia se debe aplicar cobre pentahidratado antes o después de la lluvia, además, después de 10 a 15 días de la aplicación de cobre, aplicar Nacillus en dosis de 150 gr por 100 lt de agua, o también Bactofus en dosis de 2,5 lt/ha mas V6 dosis 5 lt/ha y 0,5 lts /ha de PH4, recomendación enfocada principalmente para cereceros.

La dosis de cobre pentahidratado es la mayor según etiqueta, algunos productos son el Bicopper 56,  Mastercop, Phyton 27, Agrocopper.

Daño por radiación en arándanos
Daño por radiación en arándanos

Para el caso de los arándanos desde caída de hoja se recomienda aplicaciones de óxido cuproso, entre los cuales podemos encontrar los siguientes productos: Nordox 75 WG, en dosis de 200 a 250 gr/ 100 lts agua; cobre Premium, en dosis de 250 gr por 100 lts agua; y por ultimo  Cuprodul WG, con dosis de 250 a 300 gr por 100 lts agua. Esta estrategia está enfocada al control preventivo de bacterias y hongos de la madera, y durante el receso invernal se recomienda el uso de Polisul 35 en dosis de 5 lts por 100 lts agua. 

Antiestrés
Productos que ayudarán a que las plantas se desenvuelvan mejor en condiciones de estrés:

Daño por radicación en cerezos
Daño por radicación en cerezos
  • Bloqueador solar: Tener presente esta herramienta cuando la temperatura supera los 28°C, además, es fundamental aplicarlo en plantas débiles o con poco follaje y plantas en formación. Hacer al menos una aplicación generalizada y repetir a los 30 días en caso de ser necesario. Hay una gran cantidad de ofertas de Caolinitas (Silicatos de Aluminio) en el mercado, la mayoría están formuladas al 95% como Protecsol (Anasac), Kannú 95 (Chemie) entre otros. Se recomienda aplicar con volúmenes de 1.000 lts  agua/ ha.

Con todos estos productos, tomar la precaución de agregar con el estanque de la nebulizadora a medio llenar y echar lentamente con agitación permanente. Otra precaución que deben tomar es lavar con agua limpia todo el sistema (filtros y boquillas) después de la aplicación.

  • Bioestimulante con acción antiestrés: en el caso de las cerezas se recomienda 2 vueltas separadas por 20 días entre sí, las que se pueden acompañar con los fertilizantes foliares que se describen más abajo. Se puede usar cualquier producto en base a algas, pero para este propósito se recomienda usar productos en base a Ascophyllum nodosum, por ejemplo:  Super Fifty, dosis (1,5 a 2 litros/ ha); Stimplex, en dosis (3 a 4 litros/ ha);  Defender Algae, dosis (3 litros / ha); y Phyllum Max F, dosis (3 a 4 litros/ ha).

Para los arándanos se recomienda el uso de bioestimulantes en su flash radicular, los cuales ayudan a que exista una mayor asimilación del amonio absorbido, aportan aminoácidos de calidad, optimizan la fotosíntesis y el desarrollo de los tejidos, propician una óptima acumulación de sustancias de reserva, una mayor turgencia celular y regulación del desarrollo de las bayas. Entre ellos podemos encontrar los siguientes productos: Pilatus, dosis de 2 a 3 lts por ha(UPL); Biorradicante, con dosis de 4 lts por ha (Bioamerica); Aminochem, en dosis de 200 a 300 cc por 100 lts agua.

  • Productos SAR: para potenciar que las plantas generen defensas por sí mismas, se recomienda aplicar en los flush radiculares. Por ejemplo: Aplicaciones foliares durante la segunda quincena febrero: Fosfimax 40-20 (200 a 300 cc/ 100 L de agua), Fosfimax 60-40 (1,5 a 2 kilos/ ha) y Foschichem (200 a 300 cc/ 100 L de agua).

Aplicaciones vía riego los siguientes productos, Fosfimax 60-40 (4 a 6 kilos/ ha), Fosfichem (4 a 6 litros/ ha).

Nutrición
Los elementos que las plantas son capaces de almacenar como reserva para el inicio de brotación son nitrógeno y boro. Otros elementos, aunque no sean almacenados como reserva en la planta, puede ser necesario aplicarlos para suplir alguna necesidad inmediata, por ejemplo el potasio.

  • Nitrógeno. Debido a los altos porcentajes de materia orgánica, comúnmente en los suelos del sur de Chile, se deben evaluar la aplicación de este nutriente postcosecha, ya que la  mineralización de este elemento se debe a las altas temperaturas elevadas de suelo, propias de la estacionalidad de verano, por lo cual, el nitrógeno es aportado de forma natural al suelo, incluso podría llegar a ser un problema, ya que elevadas cantidades de nitrógenos provocan un excesivo vigor tardío. Como sugerencia, se recomienda aplicar inhibidores de nitrificación.
  • Potasio. Orientado al transporte de carbohidratos a distintos órganos, favorecer la regulación osmótica al interior de la planta. Aplicaciones balanceadas en postcosecha servirán para competir en solución con el nitrógeno.
  • Magnesio. Aplicaciones balanceadas en postcosecha servirán para competir en solución con el nitrógeno.

Aplicaciones foliares: idealmente en base a información de análisis foliares, de suelo y/o de frutos:

  • Boro. 1 o 2 vueltas foliares. Puede ser ácido bórico a 200 g/ 100 litros de agua.
  • Zinc. Participa en la transferencia de electrones y en la construcción y degradación de proteínas, además es promotor del aminoácido Triptófano y este de las auxinas (Acido indol acético y Acido indol butírico).

Burritos
Una vez terminada la cosecha se recomienda realizar aplicaciones de Avaunt 30 WG en dosis de 17 gr por 100 lt de agua, después de 15 días aplicar Diazinon 40 WP en dosis de 150 gr por 100 lt de agua. Si la presión es baja hacer una aplicación de Avaunt 30 WG.

En el caso de los arándanos también puede ser la alternativa para el control de burritos Imidan en dosis de 1,5 a 2 kg por ha, o el uso de HEP (hongos entomopatógenos) que son cepas específicas para cada especie de burrito.

Chanchito Blanco
Si bien, no es una plaga frecuente en la zona en los cerezos, se recomienda monitoreo en caso de presencia.

Para los arandanedos es una plaga cuarentenaria. Para poder exportar a mercados asiáticos, específicamente China, es requisito estar libre de ella.

Autor(es)

  • Ingeniero Agrónomo | Asesor Técnico Comercial | Unidad de Frutales | Depto. Agrícola