Ciertamente la tecnología avanza a pasos agigantados y los vehículos eléctricos o híbridos ya no son una novedad, dejando de ser sólo atractivos sólo para aquel grupo de personas o empresas que buscan sumarse al cuidado de nuestro planeta. Hoy, los beneficios de contar con un vehículo eléctrico van mucho más allá de aportar para legar un mundo limpio a las generaciones futuras; también existen otros factores como menores costos de operación, menores restricciones regulatorias, menor mantenimiento, entre algunas de las más significativas.

Considerando la oferta creciente de empresas involucradas en electromovilidad, ha sido clave la búsqueda de modelos que cumplan con estándares de alta calidad y mínimos mantenimientos. Los motores de hace 4 años, ya están obsoletos y hoy la tecnología es motores eléctricos AC asincrónicos (o de inducción), trifásicos, controlados por computador, que ofrecen mucho mayor torque, mejor desempeño y a la vez mayor rendimiento de sus baterías.

En términos simples, una cuatrimoto, con motor de 3 kW o 5kW, es capaz de recorrer 45km o más de manera continua, con baterías de ciclo profundo y un gasto corriente de apenas el 7% de lo que consumiría un vehículo similar a gasolina.

Frontal con parrilla de carga, tal como en ATV convencional
Rodado de ATV convencional

Los beneficios son inmediatos:

  • Menor gasto en combustible.
  • Disminución en la merma de combustible (gasolina).
  • Eliminación del costo de supervisión del gasto en combustible.
  • Cumplimiento de normativa SEC (está prohibido mantener bidones de gasolina en los predios).
  • Eliminación de ruido ambiente (guardias de seguridad en condominios y circulación al interior de plantas no genera ruidos molestos).
  • Valor agregado en la producción (muchos países y mercados pagan más cuando se produce sin contaminantes).
  • No contamina.
  • Entre otros muchos beneficios.

El uso de la cuatrimoto en el sector agrícola no es nuevo, y hoy cada vez más predios, dada su versatilidad, bajo peso, baja compactación del terreno, rapidez, bajo precio y economía respecto de otros vehículos como camionetas o tractores, las utilizan para las más  diversas labores: Rodear el ganado, mantención de cercos, traslados internos, arrastre de pequeños carros con sales, fardos, estacas o herramientas, desparramado de fertilizante, de semillas, fumigación y un sinnúmero de funciones, que ahora podrán verse beneficiados con una economía en el gasto diario.

Pero no todo es tan sencillo. La principal preocupación de los usuarios es la vida útil de las baterías y su costo. En este caso, los modelos e3 y e5 (ver cuadro comparativo), que tiene a la venta Cooprinsem, vienen equipadas con 5 baterías de 12 volt y 50 Ah, con 500 ciclos de carga, es decir una duración de cerca de 18 meses. Cooprinsem ha diseñado un modelo de compra que considera la reposición de las baterías al cabo de ese tiempo, además de los servicios regulares (principalmente recambio lubricante de diferencial y ajustes varios) para mantener las unidades operativas y trabajando en el predio. Los test y análisis han llevado al cálculo de un ahorro de cerca del 70% en el gasto corriente de estas ATV eléctrica vs una a gasolina, incluyendo la reposición de baterías, y sin siquiera considerar mantenimientos mayores de un motor a combustión.

Las especificaciones se muestran en la siguiente tabla:

“Una cuatrimoto, con motor de 3 kW o 5kW, es capaz de recorrer 45km o más de manera continua, con baterías de ciclo profundo y un gasto corriente de apenas el 7% de lo que consumiría un vehículo similar a gasolina.”

Motor eléctrico de 3KW / 5KW a elección, anclado en diferencial trasero

Estamos convencidos de que el futuro es la electromovilidad, por lo que nuestra apuesta será continuar por esta vía, ofreciendo productos que incorporan las mejoras en tecnología (como baterías de litio), y como siempre, entregando un soporte y servicio de calidad.

Autor(es)

  • Ingeniero Agrónomo | Jefe Unidad de Máquinas y Equipos Agrícolas | Cooprinsem

Compartir
Artículo anteriorEditorial 159