Ya es bien sabido que las condiciones climáticas en periodo estival en el sur de Chile han cambiado, lo que ha generado variaciones en los rendimientos de las praderas, principalmente una disminución de forraje debido a las altas temperaturas y disminución de la humedad del suelo.  Esta situación ha llevado a los productores lecheros a implementar sistemas de riego, con el objetivo de aplicar el agua necesaria en forma de lluvia artificial, de manera que esta no sea una limitante en el crecimiento de las praderas en los periodos restrictivos.

Muchas experiencias de agricultores lecheros con riego han demostrado mayores rendimientos (mayor producción de forraje y tasas de crecimiento) de sus praderas en época estival en comparación a productores en zona de secano o sin riego, observándose como consecuencia directa mejores retornos económicos en sus sistemas productivos. Si bien el aumento en la producción es visible en la mayoría de los predios con riego, existen variables tales como: suelo, clima, fertilidad, condición de pradera y también por el sistema de riego utilizado pueden generar diferencias en los rendimientos observados.

La variable sistema de riego utilizado esta dado principalmente por la eficiencia del uso de agua, uniformidad de riego y requerimiento de mano de obra. De los 3 sistemas de riego por aspersión más utilizados en los sistemas lecheros: carrete de riego, Kline y pivotes. Debido a su alta: uniformidad (90%), eficiencia en el uso del agua, tecnología y automatización (que redunda en un bajo requerimiento de mano de obra), los pivotes tienen una mejor cualidad y logran una mayor eficiencia.

Desde el punto de vista económico, el pivote tiene cualidades importantes para liderar los sistemas de aspersión.  Debido a su alta eficiencia en el uso de agua y bajos requerimientos de presión, el sistema de bombeo requerido es de menor potencia/hectárea, con un costo energético bajo, que se traduce en menor gasto eléctrico.

Desde el punto de vista de la operación, sus costos son muy bajos, debido al poco requerimiento de mano de obra en su funcionamiento en comparación a los otros sistemas y a la baja mantención que estos requieren.

Si bien el pivote de riego tiene grandes beneficios diferenciadores en comparación a los otros sistemas de riego, hay que considerar la realidad de cada predio, topografía, cultivo bajo riego, superficie bajo riego, apotreramiento y ordenamiento predial, información que ayudará a definir los lineamientos del sistema de riego más apropiado para el sistema productivo.

Ventajas y desventajas del Pivote: 

Ventajas

•  Se adapta a todo tipo cultivo

• Tasa de aplicación adaptable por su velocidad de rotación

•  Riegos de alta uniformidad

•  Mayor automatismo

•  Bajo costo operación

•  Requiere bajas presiones

Desventajas

•  Eliminar árboles, mover cercos, etc.

•  Alta inversión inicial

•  Uniformidad es afectada en lugares con mucho viento

El departamento de riego y purines de Cooprinsem y su aliado comercial BAÜER han ejecutado proyectos de pivote fijo central, central móvil y lineal con avance frontal, con un equipo técnico de vasta experiencia en diseño, instalación y mantención de estos equipos, destacando su presencia en instalaciones desde la Región de Atacama hasta Tierra del Fuego.

El Pivote BAUER es fabricado bajo estándares de calidad europeo con grandes innovaciones, es un equipo sencillo, fácil de usar, con mayor estabilidad en torres motrices y centrales, mayor eficiencia en uso de agua, mayor eficiencia energética, con software de gestión de riego incluido permitiendo el accionamiento vía telefónica.  Estas características hacen al pivote BAÜER un equipo adaptable para distintas condiciones de topografía, incluso las más complejas, entregando la confiabilidad y seguridad que el agricultor necesita, estas características son fruto de 80 años de experiencia.

Autor(es)

  • Ingeniero Civil Agrícola | Jefe comercial | Departamento de Riego y Purines

  • Ingeniero Agrónomo Asesor Técnico Comercial Departamento Riego y Purines