La urea es uno de los componentes de la leche que, comparada con los contenidos de grasa y proteína,  permite identificar problemas nutricionales en nuestro plantel lechero.

La urea es un producto final del metabolismo de las proteínas, siendo un constituyente común de la sangre y otros fluidos corporales como leche y orina.

La proteína que la vaca utiliza para mantenimiento y producción se cataloga como proteína metabolizable y está formada por los aminoácidos absorbidos en el intestino delgado y los de origen microbiano. En el rumen, parte de la proteína ingerida se descompone en amoniaco (NH3), que resulta tóxico para las células, siendo el hígado el encargado de transformarlo en urea para eliminar la toxicidad, teniendo tres vías de metabolización una es fluyendo a la sangre o bien siendo reciclada en el rumen o excretada a través de la orina.

¿Por qué medir la urea en leche?

La urea sanguínea, por su bajo peso molecular, traspasa el epitelio alveolar de la glándula mamaria, difundiendo a la leche, siendo la concentración de urea en la leche similar a la encontrada en la sangre. Por ello se convierte en una buena alternativa para monitorear el balance nutricional proteína/energía tanto a nivel ruminal como a nivel de metabolismo de la vaca.

Para el productor lechero resulta una herramienta práctica para controlar la proteína verdadera y la energía dada en la alimentación. Este tipo de control puede jugar un importante rol en el manejo del plantel lechero, por las siguientes razones:

  • El exceso de proteína dado puede afectar el desempeño reproductivo.
  • El consumo excesivo de proteína verdadera aumenta los requerimientos energéticos.
  • El suplemento proteico es caro.
  • El exceso de nitrógeno excretado tiene un impacto negativo en el medio ambiente.

Factores que afectan la concentración de urea en leche

Número Ordinal del Partos: Las vacas multíparas aumentarían los niveles de urea al aumentar su nivel productivo, en cambio, las vacas primíparas mantendrían valores estables de urea al aumentar su producción.

Días en lactancia: Vacas que se encuentran en avanzados días de lactancia presentan mayores valores de urea en leche. Esto podría estar relacionado al efecto de los componentes hacia finales de la lactancia. Sin embargo, esta situación no es del todo clara, debido a que igualmente se observan vacas al inicio de lactancia con altos niveles de urea, lo que podría deberse a la producción más alta asociada a un balance energético negativo al que están expuestas durante este periodo.

Horario de ordeña: Dependiendo del horario de ordeña se han observado diferencias en los niveles de urea, siendo levemente mayor en la ordeña de la tarde. Esta diferencia, se evita tomando una muestra compuesta representativa de las dos ordeñas del día.

Razas y peso corporal: Publicaciones de la Universidad de Utah indican que el ganado Jersey presenta valores más altos que el ganado Holstein demostrando que los valores de urea están en función del peso de la vaca.

Alimento: Vacas alimentadas a pastoreo tienden a tener valores más altos de urea en leche debido a dietas altas en nitrógeno, densidad energética menor y niveles productivos menores. Sin embargo, la pradera varía en calidad y cantidad durante el año lo que conlleva a la utilización de suplementos que significan un desafío para la utilización eficiente del alimento y su rentabilidad.

Por otro lado, la urea en sangre alcanza su máximo valor 1,5 a 2 horas después de que ha ocurrido el peak de amonio en el rumen. Por su parte, el peak en leche ocurre 1 a 2 horas después del peak de urea en sangre, aunque es menos marcado, ya que la urea difunde desde la sangre a la leche en una forma continua. Hay que recordar también que los niveles de urea en leche están íntimamente afectados por el momento en que los animales estuvieron consumiendo alimento y por lo tanto los resultados deben ser interpretados con precaución y de acuerdo a las estrategias de manejo de cada predio.

Estación del año: Se ha demostrado que los niveles de urea varían dependiendo la estación. Los valores más altos se alcanzarían en primavera (relacionado con la mayor cantidad y disponibilidad de proteína presente en el alimento y suplementos). Por otra parte existe una elevada variación en los niveles de urea a través de los meses/épocas del año por lo que es difícil establecer un límite de referencia exacto.

Efectos de distintos niveles de urea en leche

Reproducción: Se ha observado que altos y bajos niveles de urea podrían afectar la reproducción. Eventualmente un exceso proteico en la ración, con un consecuente aumento de la urea láctea, tendría un efecto negativo sobre el índice de concepción al reducir la vialidad y desarrollo de ovocitos y embriones, alterar el ambiente uterino al disminuir el pH y reducir los niveles de progesterona durante la fase luteínica. Además, puede generar anestros por deficiencias prolongadas en la ingesta de energía.

Cetosis:  un exceso de urea indicaría que existe una mayor probabilidad de padecer cetosis.

Papilas ruminales y tejido córneo: una alta concentración de urea en el organismo de la vaca provocaría una mayor susceptibilidad  de lesión en las papilas ruminales y una alteración en la formación del tejido córneo, produciendo una suela de menor grosor.

Contaminación ambiental: un alto consumo de proteína, en consecuencia un exceso de nitrógeno, sumado a una deficiente utilización se relaciona con un aumento de urea y amoníaco excretado en las heces y orina lo que provoca una contaminación del suelo y napas freáticas.

Interpretación de resultados de urea

TABLA 1: Rangos en leche de referencia de la concentración de urea y nitrógeno ureico con sus
respectivas equivalencias en unidades utilizadas habitualmente.

Al analizar un resultado se debe observar si se refiere a urea o a nitrógeno ureico, ya que el valor de urea es 2,14 veces el valor de nitrógeno ureico. Las publicaciones norteamericanas emplean mayormente el nitrógeno ureico; conocido también como MUN (Milk Urea Nitrogen). Por lo que se debe considerar en qué sistema de unidades están expresados los resultados, ya que el Sistema Internacional de Unidades emplea el mmol/L y ciertos laboratorios informan los resultados expresados en mg/L ; mg/dL, %.

Además es importante tener en cuenta los niveles de ingestión de energía y proteína para lograr los niveles deseados.

Valores altos indica:

-Que la proteína bruta es muy degradable.

– Que los carbohidratos no fibrosos fermentables en el rumen son demasiados bajos.

– Que la proteína y los carbohidratos no fibrosos no están combinados adecuadamente en la dieta.

Un valor bajo de urea en leche indica:

–   Que la proteína bruta de la dieta es baja.

–  Que los niveles de los carbohidratos no fibrosos fermentables en el rumen son muy altos.

Laboratorio de Calidad de Leche de Cooprinsem

El Laboratorio de Calidad de Leche; ubicado en el Centro de Laboratorios de Cooprinsem, es una unidad operativa de la cooperativa que desde el año 1992 ha desarrollado una gran experiencia en el análisis de leche por métodos instrumentales para rebaños lecheros, muestras individuales y para el pago por calidad de las plantas lecheras. Cuenta con el mejor equipamiento del país, reconocido internacionalmente por su avanzada tecnología, seguridad y calidad de los resultados entregados.

La confiabilidad de los resultados es respaldada a través de un sistema de aseguramiento de la calidad  implementado, basado en la norma NCH-ISO17025.Of2005 y que ha sido acreditado en forma continuada por el Instituto Nacional de Normalización (INN) por más de 20 años.

Este sistema de Aseguramiento de la Calidad, involucra el empleo de procedimientos de verificación y supervisión rutinaria de los equipos como: calibraciones, validación de métodos, uso rutinario de material de referencia certificado, participación en ensayos interlaboratorio de aptitud de análisis, mantenimiento de registros de cada una de las operaciones, entre otros.

El laboratorio de calidad de leche cuenta para el análisis de urea con 4 equipos Milkoscan fabricados por FOSS, Dinamarca (FOSS es el líder mundial en el desarrollo de equipamiento de alto rendimiento y confiabilidad para la industria lechera y de alimentos). Equipamiento de alto rendimiento que permite procesar al laboratorio 1500 muestras por hora.

Conclusión

La concentración de urea en leche es un indicador fundamental para ser utilizada por el productor y sus asesores como una manera de monitorear los aspectos nutricionales que recibe el plantel lechero, especialmente los relacionados al contenido de proteína y energía de la dieta.

El balance inadecuado de proteína en la dieta origina concentraciones elevadas o bajas de urea en la leche, provocando pérdida de nutrientes, costos altos de alimentación, baja tasa de fertilidad y reducción en la producción de leche. Además, se debe tener en cuenta y analizar todos los factores que afectan su determinación, con el fin de hacer una interpretación adecuada de los resultados.

Una sola determinación en el tiempo, no es de mucha utilidad y requiere de un muestreo y análisis periódico y consistente con el propósito de obtener la mayor cantidad de información para la detección de un desbalance.

Autor(es)

  • Ingeniero en Alimentos jefe laboratorio de Calidad de Leche