“El contar con una cultura de innovación hace que conceptos como agregar valor al cliente, entender sus necesidades, experimentar y aprender, sean cosa de todos los días”.

Desde sus inicios Cooprinsem se ha diferenciado por ser una cooperativa altamente innovadora. Hoy nos encontramos en un mercado cada vez más competitivo, por eso cada día se hace más importante innovar. Esto se ha convertido en el motor que impulsa la transformación y el crecimiento de las empresas, transformándose en un requisito clave para perdurar y crecer en el mercado.

La innovación permite aprovechar de mejor manera los recursos  para obtener mayores beneficios, tanto económicos, sociales o de imagen dentro de  las organizaciones, agregando nuevas o mejoradas propuestas de valor para los clientes. Por ello, es fundamental estar a la vanguardia de las necesidades y tendencias actuales, así como utilizar herramientas que permitan optimizar los procesos internos, ofrecer nuevos productos o servicios y posicionarse de manera estratégica.

Han pasado ya 53 años desde la  creación de la cooperativa, y estamos muy orgullosos de habernos transformado en una de las empresas más destacadas  del país, tomando a la innovación como parte de nuestra visión y plan estratégico de desarrollo.

Y es que el conocimiento de las preferencias de nuestros clientes, y el entendimiento de la competencia, hacen que la innovación se traduzca en mejores retornos, a través de la oferta de productos y servicios diferenciados y el uso de procesos más eficientes.

Cooprinsem ha mantenido su compromiso de ir siempre un paso más allá, buscando mediante las nuevas tecnologías, las mejores soluciones para sus clientes. Por todo lo anterior, es que estamos felices de comunicar que en el área de servicios estamos ampliando nuestro Centro de Laboratorios en más de 500 m2, con el objetivo de ofrecer nuevos análisis. En Control Lechero, por su parte, el nuevo índice genético VEL ya ha demostrado su utilidad en la selección genética y estamos incorporando las energías renovables a nuestros sistemas productivos, especialmente la fotovoltaica. Además, disponemos del conocimiento y experiencia en ordeña robótica, manejo de purines y riego, recursos que se están haciendo necesarios en sistemas productivos competitivos del siglo XXI.

Autor(es)