K-line

Por más de 10 años Cooprinsem ha liderado temporada tras temporada el riego de praderas en nuestro país, esto ha sido posible gracias al sistema de riego por aspersión por potes de arrastre de origen Neozelandés K-line. En términos simples, esta solución  consiste en una serie de tuberías aéreas de riego, las cuales se denominan líneas, cada una de ellas cuenta con alimentación hidráulica por medio de una tubería flexible de diseño único y patentado, compuesta por polipropileno de baja densidad, en la cual se montan estratégicamente, de acuerdo al diseño hidráulico, potes de polipropileno de alta densidad, que en su interior soportan los emisores de riego (Rotator). Esta configuración facilita el movimiento de cada una de las unidades, permitiendo optimizar la superficie total de riego.

Para que esto sea posible cada línea es alimentada hidráulicamente en forma subterránea.  El agua se conduce por tuberías de PVC, impulsada mecánicamente, ya sea por equipos de bombeo eléctricos o diésel, según sea la condición mas favorable en cuanto a la factibilidad de energía, así se entrega a cada línea K-line por medio de hidrantes ubicados estratégicamente en la pradera a fin de optimizar cada rincón del predio a regar.

Para productores de forraje, lecheros, engorderos y ganaderos en general, que deseen incorporar riego en sus predios K-line es una solución única para todos ellos, puede cubrir desde una a cientos de hectáreas, no presenta problemas en topografías complejas, predios con presencia de arboles nativos o existencia de cercas permanentes, K-line siempre se puede adaptar a las características propias de cada predio.

Cooprinsem entre sus múltiples ofertas de manejo de efluentes, riego y micro riego, ofrece el sistema de riego K-line como uno de sus principales productos, avalado por sus más de 12.000 hectáreas instaladas a nivel nacional, bajos costos de inversión y de operación.

Diseño

Plano K-line

Un buen diseño de proyecto K-line debe considerar varios antecedentes en terreno al momento de su planteamiento, tales como: parámetros agronómicos de clima y suelo (de acuerdo a ubicación geográfica), disponibilidad de agua, energía eléctrica y distribución de potreros.

Primeramente, se debe estimar la demanda hídrica de acuerdo a parámetros agronómicos, luego,  en base a la topografía, ubicación del punto de captación de agua, apotreramiento y/o drenes existentes, las unidades de riego se  emplazan estratégicamente. Concluida esta primera etapa y entendiendo quien mejor conoce su predio es el cliente, se analiza con él, la ubicación de los distintos puntos de riego del sistema, alcanzado el acuerdo en nuestro departamento de diseño, y de acuerdo a los puntos hidráulicos propios de cada proyecto, ingenieros expertos calcularán: la potencia de los equipos de bombeo (selección de bombas), las secciones de tuberías hidráulicas, los parámetros eléctricos, además de  entregar una completa memoria de cálculo con sus características finales de operación (aplicación en mm, tiempos de riego, frecuencia de riego, etc.).

Cooprinsem entrega por cada proyecto un completo detalle de presupuesto, con características de diseño y operación que facilitan la presentación de estos sistemas a concursos de la ley de fomento a la inversión privada en riego y drenaje (Ley: 18.450).

MANEJO SISTEMA DE RIEGO

Dependiendo de cada zona, una temporada normal de riego se extiende entre 4 a 6 meses, siendo mas extensas en la zona norte y mas reducidas en la medida que nos desplazamos al sur. Son múltiples los factores que nos indicaran si es necesario o no partir el riego o terminarlo según sea el caso, lo óptimo es tener sensores de humedad de suelo y/o estaciones meteorológicas propias de cada predio, sin embargo, existe información que entregan distintos organismos que pueden utilizarse para estimar la necesidad de riego de una forma bastante precisa. Siempre es recomendable comenzar los riegos temprano en la temporada de tal manera de utilizar la humedad aprovechable del suelo que aun esté disponible producto de las reservas que se han mantenido después del invierno, esto favorece el desarrollo de las plantas considerando que no serán sometidas a un mayor estrés hídrico. Otro punto importante a considerar es que la rentabilidad de su negocio estará muy relacionada al uso de la energía eléctrica, por esto es bueno regar y no sobre regar, el suelo tiene una capacidad limitada de almacenamiento por lo que hacerlo cuando no es necesario es solo desperdiciar  energía. Siguiendo con el concepto de ahorro energético, Cooprinsem está trabajando en la implementación de paneles fotovoltaicos para la generación de energía a un bajo costo de operación, para ello se han realizado alianzas estratégicas que respaldan con constante investigación cada una de nuestras nuevas instalaciones.

El sistema K-LINE está pensado para ser operado a través de posturas de riego relacionadas a una línea asociada a un hidrante, cada línea de riego estará siempre asociada a un sector determinado en el predio y nunca será cambiada a otro hidrante, en palabras simples una línea-un hidrante-un área de riego, cada predio puede tener varias líneas de riego ordenadas en distintas áreas, todas ellas funcionaran en paralelo a partir del mismo equipo de impulsión (Ver plano K-line).

Cada línea de riego puede contener desde uno a once potes, las cuales se busca que funcionen en 2 posturas por día, las  que serán finalmente 12 por semana. Una vez completo el ciclo de 12 posturas se vuelve a la primera comenzando nuevamente a regar el primer sector. De esta manera cada línea asociada a su respectivo hidrante realizará riegos semanales que irán entre los 15 a los 40 mm aprox. dependiendo de la demanda hídrica del momento. El numero de potes por línea y el número de líneas por proyecto es variable de acuerdo a las características de cada predio.

El sistema K-LINE a diferencia de otros sistemas de riego tiene la ventaja de trabajar a bajas presiones (2,0 a 2,75 bar en cada aspersor), esto permite en la práctica minimizar los consumos energéticos, reducir costos de inversión y hacer un uso más eficiente del agua.

Cooprinsem estará siempre dispuesto en dar solución a sus solicitudes de información y diseño. Contamos con nuestra propia área de servicios y postventa que lo acompañaran en la revisión preventiva y de urgencias que sus sistemas de riego puedan presentar. Nuestro foco es entregar un servicio integral desde el diseño más el acompañamiento durante toda la vida útil de su proyecto.

Autor(es)

  • Ingeniero Civil Agrícola | Jefe comercial | Departamento de Riego y Purines

  • Ingeniero Civil Mecánico Diseñador de proyectos de riego Departamento de Riego y Purines Cooprinsem