La importancia de la cero labranza

No cabe duda que la atención en los manejos conservacionistas de suelo es clave para hacer sustentable la producción de alimentos, razón por la cual toda práctica que proteja el recurso es hoy fundamental. La presión sobre el uso de suelos de aptitud agrícola por el crecimiento de zonas urbanas, es sólo uno de los factores que hoy influyen en el negocio agrícola, respecto a una oferta limitada de producción, unida a una demanda de alimentos que crece junto al aumento de la población.

Estructura de suelo óptima
Estructura de suelo óptima

Factores como el cambio climático no sólo inciden respecto a la disponibilidad del cada vez más escaso recurso hídrico, sino que también están modelando las prácticas de manejo de suelos agrícolas tendientes a reducir las emisiones del Carbono retenido en el suelo, que se libera a la atmósfera a través de los manejos agrícolas.

Durante la década del 90 ya se evidenciaban en Chile los efectos sobre el recurso suelo que las prácticas de intensificación agrícola surgidas desde los 80 estaban ocasionando en zonas agrícolas, donde fenómenos de erosión y de consecuentes pérdidas de la capacidad física de retención de agua y nutrientes, estaba comenzando a reducir el potencial de producción de grandes zonas agrícolas. (Crovetto, 1993)

Situación actual

Dado que el recurso agua es actualmente un factor muy limitante, todas las labores tendientes a racionalizarlo, dentro de las cuales el manejo de cero labranza es un aporte, se han masificado de manera importante, no sólo en áreas de producción de cereales, sino también en sectores dedicados a la producción de forraje en base a praderas.

Sin embargo, en el manejo de la rotación de los cultivos manejados estrictamente sin laboreo de suelo convencional, surge luego de algunas temporadas otra arista; la compactación de los suelos. La mecanización, el pisoteo de ganado y la no intervención con labores profundas, sin inversión de suelo, hace que la distribución de la porosidad de los suelos se restrinja a poros de tamaño menor, interfiriendo negativamente en el desplazamiento de agua, aire y nutrientes dentro del perfil arable.

Tendencias europeas

Evidencia de compactación de suelo por tránsito de maquinaria agrícola. ( www.portalfruticola.com )

Irlanda, reconocido actor en el escenario lechero europeo, ha comenzado a definir como relevante el uso de prácticas que puedan por un lado, intervenir los suelos en profundidad, y a la vez, evitar labranzas tradicionales que mantengan los suelos descubiertos por largos períodos de tiempo. Todo tendiente a evitar erosiones, mantener cobertura de cultivos permanentes para evitar pérdidas de Carbono y finalmente resguardar sin pérdidas de potencial productivo el escaso recurso de suelo agrícola productivo.

Samco System, empresa irlandesa de la cual Cooprinsem es desde hace 7 años representante exclusivo en Chile, no sólo produce sembradoras y film para aplicar la técnica de cobertura oxo biodegradable en maíz, sino que es un constante actor en innovación en soluciones para el mundo agropecuario. Dentro de éste ámbito, desarrollaron el subsolador mixto Field Lift, el que no sólo se utiliza como equipo para labranza convencional profunda, sino que además se configura con simples cambios, en un equipo que mantiene la superficie de suelo sin disturbar.

Descompactador de suelos Field Lift, de Samco System, Irlanda.

Masivamente se utiliza para realizar faenas de descompactación de praderas permanentes, que por lógica, tal como se mencionó, sufre compactación derivada de altas cargas de ganado, así como de presión desde todas las faenas de tránsito de maquinaria agrícola durante todo el año.

Han evidenciado grandes beneficios de ésta práctica, la que se realiza tan frecuentemente como el suelo exija, determinándose a través de calicatas y penetrómetros, cuándo y a qué profundidad, los suelos deben ser intervenidos con éste tipo de equipos.

No sólo en praderas éste tipo de equipos ha resultado ser exitoso, también se puede utilizar previo a siembras de cereales o raps en cero labranza, donde el beneficio de tener un suelo descompactado es clave, para motivar la exploración de raíces dentro del perfil, en búsqueda de agua y nutrientes.

De ésta manera, y con la incorporación de éste novedoso equipo, podemos unir las estrategias de preparaciones de suelo profundas, pero manteniendo el perfil de suelo superficial sin disturbar, conteniendo las pérdidas de Carbono, evitando erosiones y manteniendo la capacidad de retención de agua.

Cooprinsem constantemente está en la búsqueda de soluciones en mecanización que sean innovadoras, y que generen valor dentro de las explotaciones agrícolas de nuestros cooperados y clientes en general. La unidad de Maquinaria Agrícola está atenta a responder consultas u organizar visitas a terreno para diseñar los planes de preparación de suelo de acuerdo a las rotaciones de cultivos planificadas.