En la primera semana de junio se realizó la Conferencia Lechera IFCN 2022, los temas principales de esta conferencia fue la sucesión y sistemas productivos, lo que se refleja en el lema que identifico a esta conferencia: Los lecheros jóvenes necesitan rentabilidad y aceptación por parte de la sociedad.  Este fue por primera vez un evento hibrido y se reunieron en Kiel, Alemania, más de 500 personas relacionadas o involucradas en el sector lechero mundial.

Para el 2050 la industria productora de alimentos necesita producir sustentablemente los alimentos necesarios para alimentar a mas de 10 billones de personas.  Los 120 millones de productores lecheros actuales deben desempeñar un papel importante en esto, ya que son una fuente clave para el aporte dietético de proteínas y, por lo tanto, tienen un impacto importante en la seguridad alimentaria mundial.  Sin embargo, 427 mil granjas lecheras dejan el sector cada año y la oferta y stocks de leche se están reduciendo, y como la agricultura rara vez es rentable, se plantea la pregunta: ¿Cómo puede la próxima generación desarrollar predios económicamente exitosos mientras satisface las demandas de la nueva generación de consumidores y de la industria.

La Conferencia 2022 proporcionó una plataforma en la que se reunieron oradores y panelistas de instituciones de investigación y empresas del rubro para discutir el atractivo de la producción de leche en diferentes partes del mundo y las oportunidades y limitaciones de los sistemas productivos actuales.

Puntos destacados

De los datos presentados y lo que se conversó en los talleres los resultados y conclusiones son diferentes dependiendo de la región del mundo que se trate. Así en los mercados emergentes, existe una demanda creciente y con la integración tecnológica adecuada ofrecen grandes oportunidades si se puede abordar y solucionar la falta de capital, infraestructura y conocimiento.

Por otro lado, las regiones desarrolladas, generalmente tienen suficiente acceso al capital, pero como son unidades productivas de tamaño pequeño, la inversión está fragmentada, por lo que el atractivo del trabajo lechero y, por lo tanto, la atracción de la mano de obra calificada disponible, está disminuyendo. Lo que ambas regiones tienen en común es que para que prospere la producción lechera se necesita de rentabilidad, acceso a la tierra y políticas estables (Figura 1).

Además, existen factores externos relacionados con la aceptación de la ganadería lechera por parte de la sociedad. La nueva generación de agricultores se enfrenta a una nueva generación de consumidores que demandan soluciones para, entre otras cosas, reducir las emisiones de carbono, el bienestar animal y la transparencia en la cadena de valor.

El mundo esta cambiando y lo que fue verdadero puede no serlo en el futuro.  Bajo las actuales condiciones del mercado lechero, la oferta (producción) está disminuyendo lentamente, la demanda, y rentabilidad de los predios lecheros esta bajo presión con precios de la leche y los alimentos en niveles sin precedentes.  Los desafíos económicos están acompañados por el aumento en la incerteza política, estabilidad económica, regulaciones ambientales y acuerdos comerciales.

¿Cómo deberá ser una lechería en el futuro? 

Como siempre, no existe una solución única para todos:  las lecherías del futuro tendrán que adaptar sus operaciones al lugar donde estén ubicadas, por lo que se necesita flexibilidad para encontrar modelos operativos rentables e individuales para sobrevivir en tiempos volátiles. Los jóvenes agricultores no continuarán o ni siquiera iniciarán en la producción lechera si no tienen perspectivas de rentabilidad a largo plazo. Pero sin ellos, la seguridad alimentaria rápidamente se vuelve problemática.

¿Qué es importante para los futuros productores lecheros?

Para hacer frente a e estos desafíos, los jóvenes agricultores deben centrarse en las mejoras a nivel de explotación, como tecnologías que ahorran mano de obra, mejor genética y transferencia de conocimientos, y tender puentes hacia la nueva generación de consumidores.

El resultado de una encuesta realizada a todos los participantes de la conferencia mostró que los agricultores lecheros deberían tomar la iniciativa en el desarrollo de estos futuros sistemas productivos agrícolas.  Esto significa una responsabilidad aún mayor para ellos, por lo que un entorno adecuado y confiable es esencial. Neil Keane de Alltech resumió bien esta situación en su declaración: “Necesitamos replantear al agricultor como un productor de alimentos y un administrador ambiental y por esta vía lograr una mayor apreciación de su contribución”. Todos los actores de la cadena de valor de los productos lácteos deben sentirse impulsados a utilizar las herramientas de toma de decisiones disponibles para respaldar este cambio.

Por el lado de la oferta la perspectiva láctea es a la baja

Durante el evento quedó claro que la guerra en Ucrania causa mucha incertidumbre: hay una escasez general de alimentos y dificultades para asegurar la producción mundial de alimentos. Los participantes incluso llegaron a hablar de una lucha por la leche en el futuro.  Al mismo tiempo, la elasticidad de los precios puede no ser tan importante como lo ha sido en el pasado. Los consumidores están dispuestos a pagar más por los productos lácteos. Pero no está claro quién cubrirá este suministro en el futuro.

Para 2022, la IFCN espera que, ante las incertidumbres actuales, los precios de la leche se mantengan altos; sin embargo, incluso a estos altos niveles, el precio de la leche aún no compensa el aumento extremo en los costos de los insumos agrícolas, razón por la cual los márgenes de los agricultores están bajo presión.

Lo que se necesita para sobrevivir en el mercado

A medida que aumenta la volatilidad, es fundamental anticiparse a los futuros desarrollos del mercado, mitigar el riesgo y comprender las nuevas reglas que rigen la producción lechera, el procesamiento, la distribución y las ventas de productos lácteos. Erik Elgersma, consultor de la IFCN, dijo: “Una década puede pasar en una semana” (parafraseando: “Hay décadas en las que no pasa nada; y hay semanas en las que pasan décadas” – Vladimir Ilich Lenin). Solo aquellos actores del mercado que estén dispuestos a actuar tienen la oportunidad de tener éxito en el futuro. “Los procesadores de lácteos deben ser un catalizador para el cambio” y “la producción lechera debe evolucionar para satisfacer las preocupaciones ambientales de los consumidores”, dijo Shelagh Hancock, directora ejecutiva de First Milk Ltd.

Comprender la economía del mercado lácteo para predecir y adaptarse al futuro

“La leche seguirá siendo un producto relevante en el futuro”, opino Richard Scheper de Rabobank. Sin embargo, desde una perspectiva económica, será crucial monitorear la transmisión de precios y las condiciones de suministro en tiempo real para poder reaccionar. El gerente general de IFCN, Łukasz Wyrzykowski, enfatizo: “Usted necesita entender su mercado utilizando datos validados, conocimiento y las herramientas adecuadas; se necesita inteligencia de mercado para mantenerse en el negocio y no basar sus decisiones en opiniones”. Y como siempre: ¡el tiempo es clave!

En resumen fue una conferencia muy interesante, en la cual se converso sobre la situación actual y futura del mercado lácteo, el cual se ve desafiante e incierto, la demanda existe y se prevé que su crecimiento se mantenga, el problema es como mantenerse en un negocio con márgenes estrechos y situación política, social y ambiental cambiante, la capacidad de adaptación y manejo de la información aparecen como claves. ¿Qué opina Ud.?

 

Autor(es)

Compartir
Artículo anterior
Próximo Artículo