The Global Dairy World 2017/18

Results of the IFCN Dairy Report 2018

El 8 de octubre de 2018, se publicó el último Informe de productos lácteos de IFCN 2018. El informe se ha convertido en una publicación de referencia para investigadores y empresas a lo largo de toda la cadena de productos lácteos para comprender el mundo lácteo. Los datos y las perspectivas pueden construir la columna vertebral para un análisis integral y holístico y una base de datos sólida para discusiones y decisiones estratégicas.

En 2018, IFCN Dairy Report se enfoca en la cadena de valor de los productos lácteos, cubriendo 115 perfiles de países que representan el 98% del total de la producción mundial de leche. A nivel de finca, se han analizado 177 tipos de granja típicos de 53 países. Por primera vez, se monitorean los indicadores fundamentales para evaluar la sostenibilidad en temas económicos, sociales y ambientales.

El balance lechero muestra el estado de los países en términos de superávit o déficit de producción. Países con superávit son países exportadores netos, mientras que países con déficit son importadores netos. El tamaño de la burbuja en la gráfica es indicador del volumen de superávit / déficit.

Fig.1 World milk balance status 2017 – Surplus and deficit

 

Costos de competitividad de la producción de leche.

El costo de la producción de leche para 2017 se basa en los datos de 132 tipos de lecherías típicas, una lechería promedio y una de mayor tamaño, de cada una de las 66 regiones lecheras en 53 países. Estos países analizados representan el 89% de la producción de leche en todo el mundo. El enfoque único de lechería  típica permite comparar las granjas lecheras a nivel mundial. El costo promedio de producción de leche de las 132 granjas analizadas fue de US$ 40.2 / 100 kg de leche, que fue casi US$ 2 más que el año anterior, impulsado principalmente por la devaluación del dólar frente a algunas monedas, mayores costos de alimentación y tasas de inflación según el país afectado.

A nivel mundial, el costo de producción de leche varió ampliamente en el rango de US$ 20 a US$ 105 / 100 kg de leche estandarizada en 2017 (Fig. 2). Sin embargo, la mayoría de las lecherías producen en el rango de US$ 30 a US$ 60 por 100 kg. de leche.  Las tendencias de las series cronológicas de IFCN desde 2000 revelan que EE. UU. Y Europa han estabilizado los costos a un nivel de US$ 40 desde 2012, mientras que las economías emergentes tienden a aumentar sus costos. Los factores clave son la inflación y los precios de los factores de producción, que se han incrementado proporcionalmente más que las ganancias de eficiencia en los predios.

La mayor rentabilidad de las lecherías impulsó la producción de leche.

El precio promedio de entrega de leche en todas las lecherías analizadas fue de US$ 41.2 por 100 kg de Leche, corregida por sólidos, un aumento de casi US$ 3.5 en comparación con el 2016. Esto tuvo un claro efecto en la rentabilidad de las lecherías ya que los beneficios de los empresarios aumentaron en US$ 2.8 / 100 kg SCM después de dos años de tendencia bajista. Las mayores ganancias en rentabilidad en relación con el período de crisis 2015-2016 fueron monitoreadas en Europa Occidental, CEEC y Nueva Zelanda. En 2017, a nivel mundial, toda la producción de leche aumentó un 2,6%.

¿Son sostenibles las lecherías con costos competitivos?

Muchas lecherías típicas, aunque son competitivas en costos a nivel global, no son ciertamente sustentables a largo plazo. Por primera vez la IFCN ha publicado indicadores de sustentabilidad agrícola, considerando temáticas ambientales, de salud y bienestar animal y sustentabilidad social. Las emisiones de gases de efecto invernadero, medidas como equivalentes de CO2 por 100 kg de leche estandarizada, utilizando datos comparables y el método de LCA parcial estándar (valoración del ciclo de vida) permiten comparar a nivel mundial 177 tipos de lecherías en 53 países. La huella de carbono osciló entre alrededor de 90 CO2 y más de 1000 kg CO2 por 100 kg de leche. Muchas lecherías con un mayor rendimiento, como las de Alemania y EE. UU., mostraron una huella de carbono entre 100 y 150 CO2 por 100 kg de leche, mientras que los sistemas de bajo rendimiento en los países en desarrollo pueden ser hasta cinco veces más altos.

Uno de los criterios que se está enfocando es el bienestar animal por parte de productores y consumidores por igual. La edad promedio de las vacas y la producción vitalicia en las lecherías  ahora es monitoreada por la IFCN.

La Figura adjunta muestra el período de vida promedio de una vaca en los tipos de lechería típicos que van desde 4 años hasta 10 años. El período de vida en los países desarrollados es inferior a 5 años. Aunque un mayor rendimiento de la leche compensa el período de vida más bajo, existen perspectivas de utilizar un período productivo más largo de las vacas. Por lo tanto, las lecherías en los Estados Unidos producen más de 30 toneladas de leche por vaca durante una vida útil de 6 años, mientras que una granja de 2 vacas en Bangladesh produce 5 toneladas de leche con una vida útil de 9 años. Uno de los indicadores medibles clave para evaluar la calidad de la leche a través del estado de salud y bienestar animal de las granjas típicas es el conteo de células somáticas (RCS). Las granjas monitoreadas en 2017 muestran un rango de RCS entre 67,000 a más de 1,000000 células por ml. Por lo tanto, hay mucho margen para futuras mejoras en las lecherías para asegurar el desarrollo sostenible de la cadena de suministro de productos lácteos.

Tendencias de la Producción mundial de leche

En respuesta a la complejidad del mundo lácteo, IFCN está monitoreando indicadores significativos como el suministro de leche, la demanda de leche, el comercio de lácteos, el balance de la leche y los precios mundiales y nacionales. De esta manera, IFCN puede explicar los desarrollos del mercado global, los factores clave y las implicaciones. Considerando las tendencias en toda la producción de leche (leche de vaca, búfalo, cabra, oveja y camello) se observa un crecimiento promedio a largo plazo de 2.3% (1998-2016).

La evolución del crecimiento y sus motores

Si observamos la Figura adjunta, se observan años débiles de crecimiento de la producción, como en 2009, 2013 y 2016. Estos años coinciden con la mala economía agrícola, debido a los precios más bajos de la leche a productor en respuesta a los precios mundiales y su transmisión a nivel nacional, los costos de producción más altos asociados al aumento del petróleo, los alimentos y otros factores de producción o los eventos climáticos adversos. Además, se observaron años de fuerte crecimiento en 2005, 2006, 2011 y 2014. Las altas tasas de crecimiento fueron impulsadas por eventos climáticos benéficos, precios altos de la leche y políticas como la abolición de la cuota de la UE.

Recuperación del crecimiento de la producción de leche en 2017.

En 2017, el crecimiento de la producción de leche se recuperó (+ 2.6%), después de un año débil en 2016. Esta recuperación fue impulsada por diferentes factores. Los precios más altos de la leche en 2017 para los agricultores europeos provocaron un aumento en la producción, especialmente en Europa del Este, así como en el Reino Unido e Irlanda. Nueva Zelanda cambió nuevamente a un crecimiento positivo, aunque con un ritmo moderado debido a eventos climáticos adversos (+ 1%). Mientras tanto, Estados Unidos continuó su crecimiento progresivo de la oferta en un 2,3%. Sin embargo, también se observó que algunos jugadores nuevos tienen un impacto significativo, p. Ej. Turquía incrementa la producción en un 10%, Colombia en un 15% y Canadá en un 4%.

Tendencias mundiales del precio de la leche

Al monitorear la evolución mensual del precio de la leche desde 2006, el precio mundial de la leche mostró una alta volatilidad que resultó en un precio promedio a largo plazo de US$ 40 / 100 kg ECM. Después de la crisis de precios que duró hasta 2016, en 2017 el precio mundial de la leche pasó a un escenario Zig-Zag con fluctuaciones de solo un 10%. Por lo tanto, el precio mundial promedio de la leche mostró un cambio de nivel a US$ 35 / 100 kg ECM.

El último cambio de nivel puede explicarse por los siguientes desarrollos. A medida que el crecimiento de la oferta se desaceleró en 2016, el precio mundial de la leche comenzó a recuperarse a mediados de 2016. En 2017, el crecimiento de la oferta (+22 mill t ECM vs 2016) y el crecimiento de la demanda (+21 mill t ME vs 2016) se equilibraron, lo que dio lugar a una estabilización de precios y un precio promedio anual de la leche de US$ 35,5 / 100kg ECM. Los principales impulsores fueron un alto nivel de demanda y precios de grasa, una disminución de las existencias y la recuperación de la demanda de importaciones. En 2018, el precio mundial de la leche continuó mostrando una mayor estabilización. Esto muestra los mismos patrones como en 2010, cuando los precios aumentaron y se estabilizaron después de la crisis del precio de la leche de 2009.

Tendencias mundiales de producción de leche en 2018.

El crecimiento de la producción mundial de leche alcanzó un promedio de 2,2% interanual (enero a septiembre de 2018), según los datos mensuales de IFCN en tiempo real y las estimaciones de los últimos tres meses. Esto es ligeramente inferior al crecimiento promedio a largo plazo del 2,3%. Más particularmente, el crecimiento de la producción se desaceleró de 3.1% en enero de 2018 a solo 1.7% de crecimiento en septiembre.

Esta desaceleración se puede explicar por los eventos climáticos adversos y los márgenes más bajos que afectaron la producción de leche en el hemisferio norte a mediados de 2018, así como los choques macroeconómicos y políticos que afectaron a los países de América del Sur.


El futuro: ¿Qué esperar en 2019?
 

Teniendo en cuenta los precios a futuro de las plataformas comerciales a principios de octubre, se indican diferentes niveles de precios: Nueva Zelanda a US$ 33,4 / 100 kg ECM y en la UE y EE. UU. US$ 36 / 100kg ECM, debido a un mayor nivel de precios de la mantequilla. Después de una disminución actual a corto plazo en el precio mundial de la leche, mirando a 2019, IFCN asume que el precio mundial de la leche se estabilizará a un nivel superior a US$ 35 USD / 100kg ECM. Se supone que el crecimiento de la demanda supera ligeramente el crecimiento de la oferta. Esto se debe al efecto a largo plazo de la sequía de la UE de 2018, que provocó menos alimento disponible con una menor calidad en 2019, lo que dio como resultado un menor número de vacas y un menor rendimiento.  Como consecuencia, se supone que el precio de la leche en la UE es ligeramente superior al precio mundial de la leche. Sobre la base de la producción histórica de leche y los desarrollos seguidos por la IFCN, la volatilidad de los precios parece deberse más a los cambios en la oferta que a los cambios en la demanda. Como respuesta, desde 2014, IFCN monitorea los desarrollos mensuales de suministro de leche para más de 62 países en tiempo real, estandarizado a 4.0% de grasa y 3.3% de proteína. Esto permite a las partes interesadas de la cadena lechera anticipar cambios a corto plazo en el mercado lácteo y prepararse mejor para el futuro.